EDUCATION

Our goal is to help advance the infusion center industry through education. We aim to educate patients, medical providers and staff, along with other national stakeholders about the importance of office-based Infusion Centers. The following information is meant to be a resource for basic education on the infusion industry and the office-based Infusion Center landscape.

“Infusion” or “infusion therapy” refers to the delivery of medications directly into the veins of a patient, also known as intravenous or IV administration. Sometimes infusion medications are referred to as “injectables” and are lumped into the category that includes provider-supervised intramuscular (IM) and subcutaneous injections (Sub-Q/SQ).  “Provider-Supervised” means that they are not typically self-administered by the patient without a medical provider physically present. We often refer to both intravenous (IV) and injectable (IM,SQ) medications in our discussions if they are provider-supervised. A medication that is provider-supervised will likely be administered in an office-based setting (Infusion Center). Intravenous/Infusion or injectable methods of drug delivery are typically used when oral/pill  medications are insufficient , inappropriate, or unavailable. Many of the newest medications are Biologic (made or derived from living cells) and cannot be taken orally like a pill because they will not remain effective after exposure to the digestive system.

Many infusion medications are prepared at the time of treatment by a medical professional, commonly a registered nurse. If the medication is intravenous (IV) it will likely be prepared and added to an appropriately sized bag of sterile solution (IV Fluids) which is then administered intravenously through an IV catheter placed by the registered nurse. Some IV and injectable medications come in pre-prepared forms that may not require as much advanced preparation. 

To learn more about the basics of infusion, check-out our Infusion 101 educational module.

A wide variety of conditions are treated with infusion (IV) and injectable therapy. Many of the newest infusible and injectable medications are used to treat autoimmune conditions – diseases in which the body’s immune system attacks healthy cells. Infusion therapy is also used to treat a number of other conditions including: infections that are unresponsive to oral antibiotics, cancer and pain associated with cancer, migraines, osteoporosis, osteoarthritis, congestive heart failure, hemophilia, and many more.

Examples of autoimmune conditions treated with IV or injectable biologics include:

  • Inflammatory Bowel Diseases, including Crohn’s Disease and Ulcerative Colitis
  • Rheumatoid Arthritis
  • Multiple Sclerosis
  • Psoriasis
  • Psoriatic Arthritis
  • Lupus
  • And many others…

An Infusion Center is any physical location where infusion/injectable medications are routinely administered under the supervision of a healthcare provider (Medical Doctor, Nurse Practitioner, etc). Usually, this means that the location will have some form of part-time or full-time dedicated space where medications are prepared and administered. Infusion Centers do not include offices who only inject medication as a normal part of their patient procedures in exam rooms. (Example: a Family Practice physician who administers vaccines, steroids, and other agents to patients as a normal part their practice would not be considered to have an Infusion Center.)  Infusion Centers are more commonly found in the specialties of Oncology, Hematology, Infectious Disease, Gastroenterology, Rheumatology and others where there are multiple infusible medications for diagnosis’s in their fields of specialty.

Although there is some crossover, most Infusion Centers fall into 3-4 categories.

  1. Office-Based Infusion Centers 
  2. Hospital-Based Infusion Centers
  3. Pharmacy-Based Infusion Centers
  4. Stand-alone Infusion Centers

Office-Based Infusion Centers:

These are locations where a physician or physician group is providing/administering infusion/injectable medications as a distinct part of their practice. There is typically dedicated space and some dedicated staff for the Infusion Center. Larger offices may have multiple Infusion Center locations to better accommodate their patients in different parts of town. Some offices may only treat their own internal patients while other may accept and treat patients referred by other healthcare providers in their communities. For fee-for-service billing, these office-based locations typically fall into the “place of service” 11 code. NICA believes that the Office-Based Infusion Center is currently the most cost-effective site of care for patients needing infusion/injectable therapy.

Hospital-Based Infusion Centers:

These are locations that are owned or operated by Hospitals or Institutional organizations. They are almost always located directly within or on the campus of a Hospital facility. Hospital Outpatient Infusion Centers are sometimes referred to by industry as HOPD’s. All hospitals administer IV/injectable medications as part of their emergency department and inpatient services, however, if they do not have a dedicated facility/department for outpatient infusion services, then we do not consider them to have an Infusion Center. Hospital Infusion Centers may administer a wide variety of therapies including antibiotics, whole blood, blood products, chemotherapy, biologics, and many others. For fee-for-service billing, these hospital outpatient Infusion Centers currently fall into the “place of service” 22 code.

Pharmacy-Based Infusion Centers:

Less common than the previous two are the Pharmacy-Based or Pharmacy-owned Infusion Centers. Typically these locations are part of a company that has a home infusion pharmacy and a focus on providing infusion treatments inside a patient’s home. The Infusion Center will be a space, typically within the offices of the pharmacy, where a patient can receive treatment on-site with a registered nurse. Sometimes, these locations are used so that a patient can receive their first infusion treatment and at the same visit, be trained to self-administer the remainder of their treatments at home without the supervision of a nurse.

Pharmacy Infusion Centers are distinct in that they do not commonly have a medical doctor or nurse practitioner on site directly supervising the infusions/injections. For this reason, under current government regulations, most of the Pharmacy Infusion Centers will not be able to receive payment from Medicare for infusion therapy.

Stand-Alone Infusion Centers:

These are the most difficult sites of care to identify. Stand alone infusion centers, sometimes referred to by industry as SOICs or AICs (Ambulatory Infusion Centers), are locations that are not obviously attached to or located on the premises of a Hospital, doctor’s office, or pharmacy. They may be located in retail shopping areas or other local business offices suite in non-medical areas of town.

There are some cases we are aware of where these locations can exist and service patients with private insurance. It is rare that Medicare patients are treated at this site of care because these locations do not typically have medical doctors or nurse practitioners physically present at any given time. Sometimes these locations are actually one of the other three types listed above, but are organized and marketed in a way that is not obvious to an observer. 

New Infusion Center Models:

There are new innovative delivery models that combine traits of both the office-based model and the stand-alone model by the use of nurse practitioners (NP’s). These locations look and feel like a stand-alone operation but are commonly regulated and paid like a doctor’s office. In most US states, nurse practitioners can operate practices independent of a medical doctor’s office or direct ownership/supervision. For billing, these locations use the same classification as a medical provider’s office, place of service 11.

For these locations the nurse practitioner serves not only as the supervising provider, but may administer the infusions/injections as well. Under most current private payer and Medicare guidelines, additional RN staff may work “incident-to” the nurse practitioner so that the NP does not have to directly administer every medication to every patient in order to bill claims for the medication and service.

Infusion Center Management Companies:

Due to the rising complexity and cost of managing an outpatient Infusion Center, many physicians have turned to infusion management companies for assistance. Infusion management companies provide services to physicians and some HOPDs so that many of the challenges of operating an Infusion Center can be outsourced. Staffing, inventory management, facility setup and maintenance, technology systems, billing, etc. can be managed independently allowing the physician and office staff to focus on the medical practice itself and not the Infusion Center.

A infusion management company will have more expertise in dealing with complexities and common issues faced when running a safe and efficient Infusion Center. Independent Infusion Center management services are typically charged as a fee based on the volume of the location and the array of services being performed.

Infusions are administered by a variety of healthcare providers. Infusion Nurses (RN’s), Nurse Practitioners and Medical Doctors are the providers commonly administering IV/injectable medications in office-based Infusion Centers. In some cases, offices may use Medical Assistants (MA) to start IV’s or assist with patient treatments. Different areas of the country may have different regulatory requirements regarding who can administer infusion medications in the office setting.

Office-based Infusion Centers are critical parts of our healthcare system:

  1. They are generally more accessible geographically than hospital sites of care
  2. They are more affordable and efficient than hospitals and many other alternative sites of care
  3. They have a more controlled environment and are often more patient friendly due to their focus on infusion medication administration

Accessibility

Hospitals commonly have long wait-times and a confusing navigation process that is not patient friendly. Hospitals are typically located in major metropolitan areas and are not widely dispersed and accessible for rural and suburban communities of patients. Receiving an infusion in the hospital will typically take longer than the same infusion in an office-based Infusion Center. As a result, many patients find it difficult to get their infusions in the hospital and value the accessibility of their local office-based Infusion Center.

Affordability

Receiving IV medication in a hospital is typically and exponentially more expensive than receiving the same medication in an office-based Infusion Center. Hospitals and many other institutional environments have the ability to charge much higher fees for their services even if they are offering the same or lower level of care for infusion patients. 

Safety and Patient Experience:

Hospitals are big places with lots of staff moving from room to room and patient to patient. Many infusion patients are diagnosed with autoimmune disorders that commonly make them more susceptible to infections than the general population. We believe that the office-based Infusion Center is a more controlled environment that does not expose patients to the kinds of infectious disease that are present in hospitals and larger facility-based locations.

At a hospital, a patient may have a different nurse for each infusion treatment. Alternatively, office-based Infusion Centers commonly have a smaller more focused staff. Patients have reported developing deep relationships with the staff at their Infusion Centers and a more compassionate patient experience as a result.

TERAPIA DE INFUSIÓN: PREGUNTAS MÁS FRECUENTES

Nuestro objetivo es ayudar a promover la industria de centros de infusión por medio de la educación. Aspiramos a educar a los pacientes, proveedores y personal médico, junto con otras partes interesadas nacionales sobre la importancia de los centros de infusión en consultorios. La siguiente información pretende ser un recurso para obtener una educación básica sobre la industria de la infusión y el panorama de los centros de infusión en consultorios.

“Infusión” o “terapia de infusión” se refiere al suministro de medicamentos directamente a las venas de un paciente, también conocido como administración intravenosa o IV. A veces a los medicamentos de infusión se les llama “inyectables” y se agrupan en la categoría que incluye las inyecciones intramusculares (IM) y subcutáneas (Sub-Q/SQ) supervisadas por un proveedor. “Supervisadas por un proveedor” significa que normalmente no son administradas por el propio paciente sin que un proveedor esté físicamente presente. A menudo nos referimos tanto a los medicamentos intravenosos (IV) como a los inyectables (IM, SQ) en nuestras discusiones si están supervisados por un proveedor. Un medicamento que deba ser supervisado por un médico probablemente será administrado en un consultorio (centro de infusión). Los métodos intravenosos/de infusión o inyectables de administrar un fármaco normalmente se usan cuando los medicamentos orales/pastillas son insuficientes, inadecuados o no están disponibles. Muchos de los medicamentos más recientes son biológicos (hechos o derivados de células vivas) y no se pueden tomar por vía oral como una pastilla porque perderán su eficacia después de su exposición al sistema digestivo.

Muchos medicamentos de infusión son preparados al momento del tratamiento por un profesional médico o una enfermera certificada. Si el medicamento es intravenoso (IV), probablemente se preparará y se agregará a una bolsa de solución estéril (fluidos IV) del tamaño adecuado, que entonces se administrarán por vía intravenosa a través de un catéter IV colocado por la enfermera certificada. Algunos medicamentos IV e inyectables vienen en formas ya preparadas que puede que no necesiten mucha preparación por anticipado.

Para conocer más sobre los conceptos básicos de infusión, consulte nuestro módulo didáctico Infusión 101.

Una amplia variedad de condiciones se tratan con la terapia de infusión (IV) e inyectable. Muchos de los medicamentos de infusión e inyectables más recientes se usan para tratar condiciones autoinmunes: enfermedades en las que el sistema inmunológico del organismo ataca las células sanas. La terapia de infusión también se usa para tratar una cantidad de enfermedades distintas, entre ellas: infecciones que no responden a los antibióticos orales, cáncer y dolor asociado con cáncer, migrañas, osteoporosis, osteoartritis, insuficiencia cardíaca congestiva, hemofilia y muchas más.

Las condiciones autoinmunes tratadas con biológicos IV o inyectables son, entre otras:

  • Enfermedades intestinales inflamatorias, como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerativa.
  • Artritis reumatoide
  • Esclerosis múltiple
  • Psoriasis
  • Artritis psoriásica
  • Lupus
  • Y muchas otras…

Un centro de infusión es cualquier lugar físico donde se administran medicamentos de infusión/inyectables de manera rutinaria bajo la supervisión de un proveedor de atención médica (doctor en medicina, enfermera especializada, etc.). Normalmente, esto significa que el lugar tendrá una especie de espacio reservado parte del tiempo o todo el tiempo en el que los medicamentos se preparan y administran. Los centros de infusión no incluyen consultorios en los que sólo se inyectan medicamentos como una parte normal de los procedimientos de sus pacientes en salas de examen. (Por ejemplo: No se consideraría que un médico de medicina familiar que administra vacunas, esteroides y otros agentes a pacientes como parte normal de su práctica tiene un centro de infusión). Los centros de infusión son más comunes en las especialidades de oncología, hematología, enfermedades infecciosas, gastroenterología, reumatología y otras donde hay múltiples medicamentos de infusión para el diagnóstico en sus ámbitos de especialidad.

Aunque hay cierta convergencia, la mayoría de los centros de infusión se encuentran en 3-4 categorías.

  1. Consultorios de infusión
  2. Centros hospitalarios de infusión
  3. Centros de infusión en farmacias
  4. Centros de infusión independientes

Centros de infusión en consultorios

Son lugares en los que un médico o grupo de médicos suministra/administra medicamentos de infusión/inyectables como parte separada de su práctica. Normalmente tienen un espacio y parte del personal destinados al centro de infusión. Puede que los consultorios más grandes tengan varios emplazamientos de centros de infusión para atender mejor a sus pacientes en distintas partes de la ciudad. Es posible que algunos consultorios solo traten a sus propios pacientes internos, mientras que otros acepten y traten pacientes referidos por otros proveedores de atención médica en sus comunidades. Para fines de facturación de honorarios por servicio, estos emplazamientos normalmente se encuentran en el código 11 de “lugar de servicio”. La NICA considera que el centro de infusión en un consultorio actualmente es el sitio más económico de atención para los pacientes que necesiten terapia de infusión/inyectable.

Centros hospitalarios de infusión:

Son instalaciones que pertenecen o son operadas por hospitales u organizaciones institucionales. Casi siempre están ubicados directamente dentro o en el campus de un centro hospitalario. A veces la industria se refiere a los centros hospitalario ambulatorio de infusión como HOPD (Hospital Outpatient Infusion Centers). Todos los hospitales administran medicamentos Intravenosos/inyectables como parte de su departamento de Emergencias y sus servicios hospitalarios; sin embargo, si no tienen unas instalaciones/departamento dedicados a los servicios de infusión ambulatorios, no consideramos que tengan un centro de infusión. Los centros hospitalarios de infusión pueden administrar una gran variedad de terapias, entre ellas antibióticos, sangre entera, productos sanguíneos, quimioterapia, biológicos y muchos otros. Para fines de facturación de honorarios por servicio, estos centros hospitalario ambulatorio de infusión normalmente se encuentran en el código 22 de “lugar de servicio”.

Centros farmacéuticos de infusión:

Los centros farmacéuticos de infusión o que pertenecen a farmacias son menos comunes que los dos anteriores. Normalmente estos establecimientos son parte de una empresa propietaria de una farmacia de infusión en el hogar y que se enfoca en administrar tratamientos de infusión dentro del hogar de un paciente. El centro de infusión será un espacio, normalmente en las oficinas de la farmacia, donde un paciente puede recibir tratamiento en el lugar con una enfermera certificada. A veces estos emplazamientos se usan de forma que un paciente pueda recibir su primer tratamiento de infusióny en la misma visita se le entrene a administrarse por sí mismo el resto de los tratamientos en su casa sin la supervisión de una enfermera.

Los centros farmacéuticos de infusión se distinguen en que normalmente no cuentan con un doctor en medicina o una enfermera especializada en el sitio supervisando directamente las infusiones/inyecciones. Por esta razón, de acuerdo con las regulaciones gubernamentales actuales, la mayoría de los centros farmacéuticos de infusión no podrán recibir pagos de Medicare por administrar la terapia de infusión.

Centros independientes de infusión:

Son los lugares de atención más difíciles de identificar. Los centros de infusión independientes, a los que a veces la industria se refiere como SOIC (Stand Alone Infusion Centers) o AIC (Ambulatory Infusion Centers), son emplazamientos que no están vinculados de manera obvia o que no se encuentran en las premisas de un hospital, consultorio o farmacia. Pueden estar ubicados en áreas de comercios minoristas u otras oficinas comerciales en áreas no médicas de la ciudad.

Sabemos de algunos casos donde estos emplazamientos pueden existir y atender a pacientes con seguro privado. Es raro que los pacientes de Medicare sean tratados en este sitio de atención porque estos establecimientos normalmente no tienen doctores en medicina o enfermeras especializadas presentes en un momento dado. A veces estos tres establecimientos son efectivamente uno de los otros tres tipos mencionados antes, pero están organizados y se comercializan de una forma que no es tan obvio para un observador.

Nuevos modelos de centros de infusión:

Hay nuevos modelos innovadores de administración que combinan los rasgos del modelo basado en consultorio y el modelo independiente mediante el uso de enfermeras especializadas (NP). Estos establecimientos lucen y se sienten como una operación independiente, pero comúnmente están regulados y se pagan como un consultorio médico. En la mayoría de los Estados Unidos, las enfermeras especializadas pueden operar prácticas independientes de consultorios de médicos o de su propiedad/con supervisión directa. Para fines de facturación, estos establecimientos utilizan la misma clasificación que un consultorio de un proveedor médico, lugar de servicio 11.

En estos establecimientos, la enfermera especializada no solo es la proveedora supervisora, sino que también administra las infusiones/inyecciones. Según las directrices más recientes de los seguros privados y Medicare, puede que el personal de enfermería con licencia trabaje “incidentalmente a” la enfermera certificada de modo que la NP no tenga que administrar directamente cada medicamento a cada paciente para facturar las reclamaciones por el medicamento y los servicios.

Empresas de Administración de Centros de Infusión:

Debido a la creciente complejidad y costo de administrar un centro de infusión ambulatorio, muchos médicos han recurrido a empresas de administración de infusión para obtener ayuda. Las empresas de administración de infusión prestan servicios a médicos y algunos HOPD de modo que muchas de las dificultades de operar un centro de infusión se puedan subcontratar. La dotación de personal, manejo de inventario, configuración y mantenimiento de las instalaciones, sistemas tecnológicos, facturación, etc. se puede manejar independientemente, facilitando que el médico y el personal del consultorio se centren en el consultorio médico mismo y no en el centro de infusión.

Una empresa de administración de infusión tendrá más experiencia abordando las complejidades y problemas comunes que se enfrentan cuando se opera un centro de infusión seguro y eficiente. Los servicios de administración de centros de independientes de infusión se cobran normalmente como una tarifa basada en el volumen del establecimiento y la gama de servicios que se realicen.

Las infusiones son administradas por una variedad de proveedores de atención médica. Las enfermeras de infusión (RN), enfermeras certificadas y doctores en medicina son los proveedores que normalmente administran los medicamentos IV/inyectables en centros de infusión en consultorios. En algunos casos, los consultorios pueden usar Auxiliares Médicos (MA) para iniciar los IV o ayudar con los tratamientos de los pacientes. Distintas áreas del país puede que tengan distintos requisitos regulatorios sobre quién puede administrar los medicamentos de infusión en los consultorios.

Los centros de infusión son partes críticas de nuestro sistema de atención médica:

  1. Por lo general son más accesibles geográficamente que los establecimientos hospitalarios de atención.
  2. Son más asequibles y eficientes que los hospitales y muchos otros lugares de atención alternativos.
  3. Tienen un ambiente más controlado y a menudo son más agradables para los pacientes debido a que están enfocados en la administración de medicamentos de infusión.

Accesibilidad

Los hospitales normalmente tienen tiempos de espera prolongados y un proceso de navegación confuso que no es agradable para el paciente. Los hospitales usualmente se encuentran en áreas metropolitanas principales y no están muy dispersos y accesibles para las comunidades rurales y suburbanas de pacientes. Recibir una infusión en el hospital normalmente tomará más tiempo que la misma infusión en un centro en un consultorio. Como resultado, muchos pacientes tienen dificultades para obtener sus infusiones en el hospital y valoran la accesibilidad de su centro local de infusiones en un consultorio.

Asequibilidad

Recibir medicamentos IV en un hospital es normalmente y exponencialmente más costoso que recibir el mismo medicamento en un centro de infusión en un consultorio. Los hospitales y muchos otros ambientes institucionales tienen la facultad de cobrar tarifas mucho más altas por sus servicios incluso si ofrecen el mismo nivel o uno inferior de atención a los pacientes de infusión.

Seguridad y experiencia del paciente:

Los hospitales son sitios grandes con mucho personal moviéndose de un lado para otro y de paciente a paciente. Muchos pacientes de infusión son diagnosticados con trastornos autoinmunes que usualmente los hacen más susceptibles a infecciones que la población general. Consideramos que los centros de infusión en un consultorio son un ambiente más controlado que no expone a los pacientes a los tipos de enfermedades infecciosas que están presentes en hospitales y establecimientos más grandes.

En un hospital, puede que un paciente tenga una enfermera distinta para cada tratamiento de infusión. Alternativamente, los consultorios de infusión normalmente tienen un personal más reducido y centrado. Los pacientes han informado haber desarrollado relaciones estrechas con el personal en sus centros de infusión y una experiencia de paciente más compasiva consecuentemente.